Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Tras la lectura del capítulo de Schubert en el libro de “Historia del Piano” de Piero Rattalino -que os aconsejo adquirir y, sobre todo, leer- “lancé” por la red unos Tweets para resumirlo un poco y compartirlo con mis alumnos en mi cuenta de Twitter; Tweets que me han animado a elaborar esta breve entrada intentando resumir las características del Schubert pianista.

Para abrir boca os dejo aquí su Impromptu op. 90, nº2, interpretado por Krystian Zimerman:

Franz Schubert (1797-1828) era pianista, pero no concertista; la concepción de su sonido para piano deriva directamente de la de su música vocal, sus Lieder.

Hacia 1825 se había impuesto un virtuosismo brillante en los pianistas de la época, directamente relacionado con la mejora del instrumento y su reciente asentamiento frente al clavecín o el clavicordio. Schubert se sitúa muy lejos de los pianistas de moda del momento, como Ignaz Moscheles o Carl Czerny, llegando a mostrar desprecio por lo que él denominaba el “maldito martilleo” de estos pianistas; su concepción era más intimista, de cámara, lejos de grandes salones.

Aunque, en la producción de obras para piano de Schubert, la gran excepción la encontramos en la Wanderer-Fantasie, una sonata de gran extensión que brilla precisamente por su virtuosismo y que os dejo aquí de “las manos” de Alfred Brendel:

Como siempre, os recuerdo que los links son a la Wikipedia, cualquier profundización que queráis hacer en lo que se os ocurra preguntad a vuestro profesor o buscad textos en bibliotecas y librerías; espero vuestros comentarios.

Anuncios