Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

La semana pasada un par de alumnos me llamaron la atención sobre el tiempo que pasa entre una entrada y otra en el Blog a raíz de que les recriminase su desconocimiento de la música de estos dos compositores franceses… Así que asumo parte de mi responsabilidad y os dejo esta nueva entrada sobre Claude Debussy y Maurice Ravel. Después preguntaré en clase, claro está.

Lo que sí que conocen muy bien los alumnos de estos compositores es el Bolero de Maurice Ravel (1875-1937) y alguna obra de Claude Debussy (1862-1918) que se interpreta en el conservatorio, como la 1ª Arabesque, Claro de Luna o alguno de sus preludios.

En cuanto a la música de Debussy, podríamos afirmar que refleja la fuerte impresión que le supuso el escuchar una orquesta de gamelán durante la Exposición Universal de París en 1889 (exposición para la que fue construida la Torre Eiffel). Esta música carece de fundamental (no como la música tonal), para traducirla a música occidental se puede utilizar la escala pentatónica (ej. solo teclas negras) o la escala de tonos enteros (ej. do-re-mi-Fa#-sol#-la#). En su libro de Armonía, Diether de la Motte concreta muy bien las características de esta música:

  1. Cada nota de la escala puede sonar conjuntamente con cualquier otra de la misma; no existe ninguna resolución disonante.
  2. No existe fundamental alguna en este flotante mundo sonoro.
  3. Diferentes procesos simultáneos tienen la misma importancia, no existiendo ninguna jerarquía de melodía y acompañamiento.

Os invito a que intentéis improvisar -si tenéis un piano cerca- con las escalas que he puesto más arriba y un pedal generoso, es muy fácil.

Para conocer un poco más profundamente la sonoridad de la obra de Debussy os voy a dejar dos obras muy importantes en su producción. La primera es “La Catedral Sumergida”, uno de sus preludios, interpretada por el pianista Arturo Michelangeli, uno de sus grandes intérpretes.

Después de escuchar este preludio os va a resultar más familiar escuchar “La Mer”, otra de sus obras más importantes. He escogido la interpretación por la Filarmónica de Berlín y a la Batuta Claudio Abbado.

En cuanto a Maurice Ravel, quiero compartir con vosotros este vídeo del Bolero con Sergiu Celibidache a la batuta. Si os fijáis bien, el montaje se centra en el director así que es un vídeo excelente para apreciar el arte de Celibidache en la dirección y cómo consigue transmitir en cada momento a los miembros de la orquesta lo que busca de ellos, cómo conduce a la orquesta poco a poco a un vibrante y emocionante final, solo hay que ver su expresión.

Y aquí os dejo el primer movimiento de la Suite nº 2 de M. Ravel, “Dafhnis et Chloe”. Ya me diréis que os sugieren los primeros minutos de este movimiento.

Para finalizar la entrada os dejo dos antiguas entradas donde hablo de la música francesa y, en especial, de la música de Maurice Ravel:

 

Anuncios